Home » Opinión » Entre Líneas » #México: Miedo & enojo #Opinión #EntreLíneas @anzuresss @MonitorTlaxcala #TwitterCensura

#México: Miedo & enojo #Opinión #EntreLíneas @anzuresss @MonitorTlaxcala #TwitterCensura

Como todos sabemos, las elecciones que se aproximan en nuestro país, están impregnadas de anhelos, deseos, sueños y esperanza; tanto del electorado que nuevamente confía en las propuestas de los candidatos para poder disfrutar de un mayor beneficio social, de ver plasmadas las propuestas de sus representantes populares y que otra vez no solo sea una torta de jamón, así como de los candidatos que seguramente sueñan todas las noches en verse sentados en la silla grande, despachando desde su lujosa oficina.

Pero también es cierto que en nuestro país será una contienda electoral marcada por el miedo y el enojo de los votantes; a que me refiero con eso: como lo comparte Luis Rubio, en el periódico Reforma, las emociones son un componente inherente a la naturaleza humana y, por lo tanto, de los procesos electorales. Cuando se dice que un candidato “conecta” con su auditorio es que logró establecer una empatía con éste, o sea, cautivó a su público, convenciéndolo a que se incline por su perspectiva de las cosas. Los estudios psicológicos de las encuestas sugieren que esta elección se resolverá en el eje miedo vs. enojo: el enojo contra el statu quo frente al miedo de perder lo que ya se ha logrado o lo que una persona ha alcanzado en su vida.

El enojo contra el statu quo surge de la evidencia de corrupción, un sistema de gobierno ensimismado y una total desconexión entre la ciudadanía y sus gobernantes. El problema es el sistema, del cual todos los partidos y candidatos participan (hoy y siempre), así que la noción de que una persona pueda resolver todos los problemas con una varita mágica es tan absurda como la de suponer que nuestros problemas son simples -en lugar de estructurales- y pueden ser resueltos por la voluntad de un individuo.

El miedo se deriva de los enormes cambios que ha experimentado el país en las últimas décadas y que han creado una plataforma de oportunidades que eran inconcebibles hace algunos años. El riesgo de perder lo alcanzado no es menor y explica la reticencia de un amplio porcentaje del electorado a dejarse llevar por el canto de las sirenas. lo que hoy vivimos en México: lo que está mal es el sistema de gobierno que no cuadra con la realidad de hoy y que no tiene las características necesarias para poder funcionar en el siglo XXI. La pregunta clave para la elección que tenemos frente a nosotros es cuál es la mejor manera, o la más probable, de producir una transformación política que haga posible el renacimiento social y económico que el electorado claramente desea.

La ciudadanía tiene razón en estar enojada con un sistema que no sólo no favorece el desarrollo del país, sino que lo impide con sus estructuras de privilegios y desprecio por las cosas que la afectan en su vida cotidiana. De igual manera, el miedo a perder lo que se ha logrado debería asustar al más pintado porque no es algo menor: basta ver a otras naciones a nuestro derredor para reconocer que, primero, ha habido importantes avances y, segundo, podríamos estar infinitamente peor.

Luego entonces, La clave radica en reconocer que tenemos que seguir adelante con un proyecto que construya la siguiente etapa del desarrollo del país y de nuestros Estados, que no puede más que iniciar con una profunda reforma de las estructuras de poder y eso requerimos hacerlo con valentía, en el entendido que los ciudadanos somos parte de lo público por tanto corresponde a nosotros emitir un voto razonado, libre de prejuicios, sin miedo ni coraje; por el contrario, con la determinación de que el cambio depende de cada uno de nosotros y que los anhelos de libertad y democracia tenemos que ir a rescatarlos.

Queridos lectores, ejerzamos nuestro derecho con valor y libertad, teniendo en cuenta siempre que depende de nosotros y de nadie más transformar nuestras circunstancias.

Gracias por leerme y hasta la próxima.
Les recuerdo que pueden enviarme sus comentarios a través del correo:
jaime_anzures_cordero@hotmail.com
O seguirme en twitter e Instagram como: @anzuresss

About Jaime Anzures

Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Jefe de Recursos Humanos del Hospital de la Mujer de Tlaxcala. Ha sido Instructor del programa Prevención del delito y la falta administrativa en el municipio de Contla. Secretario Particular de la coordinación de Atención Ciudadana de Salud de Tlaxcala. Secretario de asuntos electorales de la CNOP en Chiautempan. Director de medios en la Organización de Profesionistas Revolucionarios de Tlaxcala, adherida a la CNOP. Facilitador de programas de autoayuda y empoderamiento en adolescentes y adultos. Fotógrafo aficionado.
Jaime Anzures

A %d blogueros les gusta esto: